Utilizaremos un trozo de papel de lija pero de granulado fino. Intentaremos hacer varios cortes con las tijeras, tras los cuales las tendremos posiblemente bien afiladas.