Para evitar los olores del tabaco, cuando fume queme al mismo tiempo una vela. También puede quemar incienso. Un vaso con café recién molido hará el mismo efecto. No se olvide de vaciar los ceniceros con frecuencia.